Vender diseños online I – ¿Dónde vender?


Hoy os queremos presentar una nueva serie de posts temáticos. Es un tema con el que nosotros en Sarins nos sentimos muy identificados: la venta online de diseños. Internet ha facilitado mucho la búsqueda de clientes y oportunidades de vender, pero también ha abierto fronteras, lo que permite que ahora un diseñador de Madrid y uno de Nueva York pueden ser competencia mucho más directa que antes.

No obstante, no nos queremos centrar en los aspectos negativos de la globalización y digitalización del proceso de venta de diseños. Queremos analizar cómo un diseñador puede empezar a vender sus creaciones a través de la web y cuáles son las ventajas e inconvenientes de cada uno de los canales.

Venta online de diseños

Vender a través de web propia, blog y redes sociales

Cada diseñador debería contar con un espacio propio para mostrar sus diseños y lo que sabe hacer. Para esto existen muchos sitios que ofrecen la creación de un portafolio. Una recomendación para principiantes: no esperéis hasta que tengáis trabajos pagados que mostrar. Nadie os impide crear un logo para una empresa inventada o un cartel para un festival hipotético. Intentad no infringir ningún copyright, pero hasta aquí, el límite es vuestra imaginación.

 

Vender diseños en páginas de merchandising

¿Vender vuestros diseños para que otros los impriman en camisetas? Sí, esto existe. Una de las páginas más conocidas para este propósito es Zazzle. La ventaja para los diseñadores es que por cada producto vendido que lleve su diseño reciben una comisión – por lo cual diseñamos una vez, y cobramos las veces que se venda el artículo. Pero por supuesto que la comisión no es muy alta. Y como inconveniente para el cliente final, la personalización más allá del color del soporte es prácticamente inexistente.

 

Vender diseños impresos

Si ya tenemos una línea de productos con un logo creado podemos distribuirlos a través de una pequeña tienda online. Sitios como Etsy nos permiten llegar a un público más amplio ya que ya es una plataforma conocida para la distribución de material artístico artesanal. Nuestro beneficio será mucho mayor, pero también lo tienen que ser la inversión inicial que debemos enfrentar.

 

Vender trabajos personalizados a través de portales

Para empezar, ofrecer nuestros servicios a través de portales ya establecidos nos puede resultar útil para darnos a conocer. No obstante, las páginas suelen llevarse una importante comisión de venta, por lo cual, la pagan o bien el diseñador o bien el cliente. Si lo paga el diseñador, y aunque éste sea de lo más profesional, el cliente no debe esperarse recibir el mismo trato y atención que cuando paga lo que realmente vale un diseño personalizado. Hace un tiempo ya hablamos del círculo vicioso del trabajo rápido, bueno y barato.

 

Ya veis que la venta a través de Internet puede tener muchas facetas. Depende de lo que necesite el cliente nos buscará antes en un sitio u otro. El primer punto de los cuatro, el portafolio propio, es absolutamente necesario aunque nuestro negocio se centre en alguno de los tres otros. Es nuestra tarjeta de visita, donde los podrán encontrar independientemente de las demás opciones y donde ofrecemos todo lo que podemos ofrecer. No hace falta que os recordemos que en nuestro caso esto es Sarins.es. Recordad que no solo somos especialistas en diseño gráfico y web, sino también en relaciones con nuestros clientes a través del medio online.

 

Porque, al fin y al cabo, lo más importante es saber escuchar y entenderse 😉

Anuncios

Déjanos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s