Lo mejor y lo peor de ARCOmadrid 2015


Año tras años y pese a la crisis o los detractores del arte contemporáneo –o del arte, en general–, ARCO, sigue abriendo sus puertas un febrero más. Lo hizo esta vez con Colombia como país invitado y demostrando que no es coincidencia haberse convertido en una de las ferias de arte más importante a nivel internacional y una de las que más dinero mueve a lo largo de los cuatro días que dura: nada más y nada menos que 26 millones de euros.

Marlborough Galery Arco

En esta edición, 222 galerías de todos los puntos del globo, han tratando de demostrar que tanto ellas mismas como sus artistas tienen mucho que decir y que toda forma artística, cualquiera que sea su medio de expresión, es capaz de hacer levantar a las personas de su sillón, apagar el televisor y acercarse hasta los pabellones 7 y 9 de IFEMA para poner en movimiento algunos de los engranajes que mueven esta gran y compleja maquinaria que supone el arte.

Y ahora, lo que estabais esperando entre tanta cifra y palabrería: un pequeño resumen ilustrado de lo que, bajo mi más estricto y poco objetivo punto de vista personal, supuso lo mejor y lo peor de la feria. Vamos allá.

Lo mejor de ARCO 2015

Por ejemplo, las frescas ilustraciones de Julian Opie, en la galería Mario Sequeira –siempre a rebosar–, fueron sin duda uno de los grandes atractivos del evento este año.

© Julian Opie

En la reconocida galería Marlborough, entre obras de Juan Correa o Frank Auerbach, se encontraban las cotizadas y detalistas pinturas de Juan Genovés, todo un deleite para la vista,

© Juan Genovés

Sorprendente la oferta de la galería neoyorquina, Bitforms Gallery en la que todas y cada una de las obras exhibidas tenía un claro exponente digital, como ésta que se muestra a continuación, pintada por un pequeño dron guiado por el artista. La ejecución del cuadro podía verse al lado del lienzo para sorpresa de los observadores.

El stand de Windsor and Newton fue otro gran punto a favor de ARCO, en él, todo interesado podía acercarse a probar los productos de la firma líder en material de bellas artes.ARCO (1 de 1)-12

Otra de las galerías más visitadas resultó Bendana & Pinel, repleta de arte de estilo contemporáneo, actual y casi pop, en el que además de cuadros a base de lettering como el que se muestra bajo este párrafo, se podían ver platos de cerámica como aquellos que tenían nuestras abuelitas en casa, pero grabados con ilustraciones de niños freaks con la frente tatuada con el nombre de Lady Gaga o parejas con jerseys de Mastodon a juego. Una galería delirante y realmente atractiva a pares iguales.
ARCO (1 de 2)-5

En fotografía, cabría destacar la impactante colección de imágenes de Mario Vivado en la galería D12 titulada “Lo que el sida se llevó”. Una maravilla para los sentidos y la reflexión.

Mario Vivado Lo que el sida se llevó

Lo peor de ARCO 2015

Como por ejemplo los cuadros de la artista Bel Fullana, un par de enormes lienzos que se valoraban en unos 5.000€ y cuya técnica y estilo dejo a discreción y juicio del observador, ya que en esto del arte, nunca se sabe, ¿no es cierto?© Bel Fullana

El mal gusto del personal a la hora de juzgar el trabajo ajeno o de intentar demostrar que “eso” lo hace cualquiera. No sé, un poco de respeto quizá sea lo mínimo, ¿no creéis?

ARCOmadrid

Y de nuevo, la falta de respeto, o más bien, en este caso, la falta de educación. Carteles de “no pisar”, “no tocar” y “por favor, se ruega encarecidamente no tocar la obra”, fueron plagando la feria conforme avanzaban las horas y los días.

No pisar


Fotografías | Elena A.G

Anuncios

Déjanos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s