Las 5 reglas de oro de la tipografía


Las tipografías constituyen uno de los recursos más importantes de los que disponemos a la hora de diseñar un producto gráfico de cualquier tipo (web, publicidad, maquetación, papel, etc.). Pero como todos los recursos de los que disponemos y aunque en éste caso no sea uno limitado, sí debemos hacer de él un uso adecuado y escoger con mimo y cuidado la tipografía en cuestión que usaremos para cada diseño, y es que la línea que separa lo atractivo de lo caótico es tremendamente fina.

partesletra

Por ello, antes de empezar un diseño, deberíamos plantearnos al menos estas dos cuestiones:

  1. ¿Qué valor aporta incluir determinadas tipos en el diseño?
  2. ¿Ayuda al mensaje que queremos transmitir?

Las 5 reglas de oro de la tipografía

1. Menos es más

A menudo vemos algunos trabajos de diseño en los que, en busca de la visibilidad y el atractivo, se terminan convirtiendo en árboles de navidad decorados con todo tipo de letras en vez de bolas y espumillón. Helvetica por aquí, Voga por allá, Sans a la izquierda… No.

Si nuestro diseño funciona con una o dos tipografías, evitemos meter una tercera.

2. Evitar las mayusculitis

Como regla general, en frases o párrafos, no es aconsejable y seguro que encontramos otros efectos visuales más atractivos. Escribir en mayúsculas, equivale a GRITAR y, amigos, a nadie le gusta que le griten constantemente. Por otra parte, “Los Dias De Nuestra Vida”, está gramaticalmente mal escrito.

Que estemos creando no quiere decir que no debamos respetar las normas ortográficas y gramaticales, así que más nos vale tener en cuenta lo que dice la RAE sobre las mayúsculas.

3. Tracking y kerning

El tracking ajusta el espacio que existe entre los caracteres y el kerning ajusta el que existe entre dos caracteres para una determinada fuente.

Es importante, en cualquier diseño, mantener el equilibrio entre un espaciado muy grande y otro pequeño, ya sea entre líneas, palabras o letras.

Como norma general, se debe partir del espacio estándar –el que ofrece la tipografía–, y después aplicar variaciones en un sentido y otro hasta conseguir el resultado deseado, pero sin excederse en ningún caso.

Si quieres saber más sobre estos dos tipos de espaciados, te recomiendo que visites la entrada sobre el tema del blog de Crein.

Tracking.svg_

4. Piensa en el público al que va destinado el diseño

¿Estamos diseñando para jóvenes? ¿Para adultos? ¿Para la tercera edad? Para un público joven, lo idóneo sería utilizar tipografías legibles a 10-12 puntos, mientras que para público mayor, que suelen tener problemas de vista, la tipografía debe ser mayor, pero sin sobrepasar nunca los 16 puntos.

5. Divisiones estéticas

A nadie le gustan los párrafos largos. A nadie. Pero igualmente, romper un párrafo de forma aleatoria e indiscriminada, estropea más que arregla, con lo cual ,lo más recomendable es utilizar el sentido común y separar los textos con coherencia, usar encabezados, figuras, fotos, etc. Cualquier recurso que aporte una estética visual y útil al texto será de agradecer.

Anuncios

Déjanos tu opinión!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s